Si aprendes lo que te voy a enseñar en este artículo podrás tener un aliento más fresco y relacionarte mejor con las personas. La Halitosis proviene del latín halitus (aliento), osis(condición). Es considerada una pandemia que afecta al 25 % de la población mundial.

No distingue sexo, edad, nivel cultural y/o socioeconómico. Si bien gran parte de las consultas que recibo en mi consultorio odontológico se originan en esta problemática, pocas son las situaciones donde nosotros los odontólogos nos enfocamos en un diagnóstico integral en las múltiples causas que originan esta patología.

La Halitosis bucal puede ser causada por una gran cantidad de causas, con fines didáctico te mostraré los factores más comunes:

Origen de la Halitosis. Estadísticas.

Origen de la Halitosis:

-90% Cavidad oral

-10% problemas sistémicos incluyendo trastornos gástricos. ( En  próximos artículos te diré algunas terapias naturales para tratar los trastornos gástricos que producen mal aliento)

A Nivel Oral:

-70% Lengua saburral – Lengua  vellosa

-25% Periodontitis- Gingivitis-Pericoronaritis

-5% Abscesos periodontales- Procesos periapicales con fístulas endobucales, etc.

                                                        

    La foto que muestro se trata de una lengua saburral, que quiero decir, es que la lengua posee papilas en su cara dorsal, que es la cara que vemos en la foto y allí es fácil que las bacterias se alojen por su superficie rugosa que posee la misma. Y es una de las causas más frecuentes de Halitosis.

Dentro de las Halitosis tenemos:

–         Halitosis ocasional. Cuando comemos ajo, cebolla, café, etc.

–         Halitosis matinal. Cuando nos levantamos de dormir

–         Halitosis por gingivitis, periodontitis.

–         Halitosis de ayuno.

–         Halitosis protésica.

–         Halitosis del estrés. En este caso concreto tendrás que saber identificarlo, ya que si no resuelves tu problema de estrés no podrás eliminar este problema o erradicarlo.

–         Halitosis amigdalina.

Lo que tendrás que usar y comprar ( se venden en farmacias) es un limpialenguas, ya que no recomiendo cepillar la lengua con cualquier elemento, la película blanca se incrusta en los vellos linguales como en la foto de arriba y debe ser limpiada con este dispositivo ( limpialenguas), tiene forma de herradura y presenta dos barras transversales lisas ( sin superficie que contenga cepillo) a modo de canaleta con una distancia entre ellas que no deba superar los 4 mm. Ambas barras se unen por cada lado por dos segmentos verticales presentando una hilera de al menos 5 esferas para introducirlas dentro de las fisuras y línea media lingual. Deben de tener un depósito cóncavo.

                           

Mientras se desplaza por la superficie lingual, la suciedad es enviada a la zona cóncava, el borde de arrastre permanece despejado para continuar actuando.

También lo recomiendo en personas que no presentan halitosis, porque es una forma de prevenirla.

Su vida útil es de 4 años.

Modo de uso:

Se coloca en la base de la lengua y se trae de a poco con movimientos postero-anteriores, haciendo pasadas intermitentes similares a las que hacen al barrer con escoba.

Como efecto secundario DESEABLE, serán despejarse las papilas gustativas para degustar mejor los sabores de las comidas.

Las recomendaciones e indicaciones para que tengas en cuenta son:

  1. Beber 2 litros de agua al día.
  2. Uso del limpialenguas  3 veces por día para higiene lingual.
  3. Uso regular del hilo dental.
  4. Técnica de cepillado dental ( Ya lo explicamos en el articulo anterior, si no te acuerdas repásalo nuevamente )
  5. Limitar el uso de café, alcohol. Evitar la ingesta de alimentos con aromas intensos ( ajo, cebolla, etc.)
  6. Reconocer que el cansancio y el estrés reducen el flujo salival, y como resultado habrá más proliferación bacteriana a nivel bucal.
  7. Uso de enjuagatorios de gluconato de zinc. Usar enjuagatorios.

 

La organización norteamericana Clinical Research Associates plantea las siguientes recomendaciones a quienes cultiven el arte de la limpieza lingual.

–         Usar un instrumento que llegue tan atrás como sea posible, sin provocar arcadas.

–         Aplicar una presión moderada para no lastimar.

–         Desinfectar diariamente.

–         No utilizar instrumentos que irriten la superficie lingual

–         Utilizarlos de manera regular.

Estaré próximamente con un nuevo artículo para seguir informándote para alcanzar una salud bucal adecuada.

Me gustaría que me dejarás un comentario sobre este artículo que acabas de leer y también cuéntame un poco y dime cual es tu principal frustración, a la hora de tratar de alcanzar una salud bucal adecuada, YO personalmente estaré contestando tus preguntas y comentarios.

Gracias,

Dr. Ezequiel Grippo